Back to the Blog

Merecíamos más …

El partido del sábado pasado entre la selección Colombia y Argentina resultó ser un partido con muchas emociones encontradas. Por un lado, jugaron bien y para muchos -incluyendo los propios argentinos- la selección Colombia fue mucho más y no mereció perder. Pero por el otro lado, perdímos y ahí no hay nada que discutir.

Una frase que es muy conocida se aplcia perfectamente a lo ocurrido el sábado: «Jugamos como nunca, pero perdimos como siempre».

Un empate al menos, nos hubiera dejado con más oportunidades en la tabla (ahora somos octavos) y nos hubiera dado un impulso anímico importante para encarar lo que resta de las eliminatorias.

Las cuentas están claras

De los partidos que vienen, hay que ganarlo prácticamente todo. Sacar 13 puntos de 15 posibles, con partidos como visitante muy complicados parece una tarea casi heróica.

Colombia solo se puede dar el lujo de empatar uno de los próximos cinco partidos para tener esperanzas de sumar los puntos suficientes que nos lleven a Sudáfrica 2010.

Por lo pronto, la próxima misión está contra Perú el miércoles próximo en el Atanasio Girardot de Medellín. Perú, ya eliminada, viene a jugarse el honor, pues también viene de caer de local frente a un seleccionado ecuatoriano, que es ahora también uno de los que se suma a la pelea por el quinto puesto de la clasificación al mundial.

>